Etiquetas

, , , , , , ,

Como cada año, el medidor de valores noticia de los medios de comunicación de masas colapsa y volvemos a hablar de ese fenómeno del mundo Hipster llamado Blue Monday.

photo527942929578305617

Para el que todavía no haya sido bombardeado por este término, el Blue Monday es un día señalado en el calendario por gente con camisa de cuadros, gafas de pasta y mucho tiempo libre (¡vivan los clichés!) en el cual se reúnen a través de las redes sociales para llorar juntos por lo triste que es la vida: se acaban las rebajas, llueve (no pasa nunca), los días son poco luminosos (extraño en invierno), y UPyD queda en manos de una gestora. Pero no se preocupe, es un estado transitorio, nada que un mensaje en una taza no pueda arreglar. Por todo esto y para que el Blue Monday no se convierta en el problema más importante del Estado en el próximo CIS, he elaborado una fórmula para combatir el hastío provocado por este maldito día:

Es ya una cuestión de salud mental. Creo que se nos ha ido la escala de prioridades de las manos (e non por traballar). Frivolizar con un tema tan serio como la depresión siempre me ha parecido más que inconveniente. Creo sinceramente que España es un país con gente preparadísima. Trabajadora, humilde, gregaria y generosa (aunque muchos se hayan visto obligados a emigrar). Pero la realidad  nos abruma y nos supera. Nos hace imbéciles. ¿Por qué no hacemos un ejercicio de reflexión interna y nos planteamos la necesidad de según qué cosas? ¡Es que ya nos dicen hasta qué día tenemos que estar hundidos! Haz el ejercicio de teclear Blue Monday en Google, la herramienta de autocompletar hará el resto. Algo va muy mal cuando tenemos que preguntarle a Google las “soluciones” para combatir este día inventado. Estamos retratados.

Estamos un poco desnortados. Fíjate si no en el revuelo que se ha montado porque un diputado lleve rastas. Portada en varios medios de comunicación de masas. Ha sido crucificado por la opinión publicada… ¡por su peinado! No por haber saqueado las cajas de ahorros, o por aprovecharse de su posición dentro la Casa Real para beneficio propio, o por haber financiado la sede de su partido con dinero negro. No. ¡POR SU PELO!  

Aprovechando este lluvioso Blue Monday, voy a resumir todo esto con un dito galego que viene que ni pintado: “Mexan por nós, e temos que dicir que chove”Pues eso.