Etiquetas

, , , , , , , , , ,

Con todos los peros del mundo. Es cierto. Hay que tomar las encuestas con delicadeza. Pero si se estudian sus secretos con calma y cautela, nos pueden revelar mucho más de lo que los medios nos indican.

El recuerdo de voto permite trabajar con los resultados de una encuesta, a través de la ponderación, para establecer una estimación de voto real basada en el supuesto “voto oculto” (la famosa “cocina”), que no siempre se corresponde con la realidad, ya que una encuesta es como una fotografía, más que una predicción. Fuente de los datos: Metroscopia (mayo de 2015)

El 24M sin duda se vivirá uno de los momentos políticos más trascendentales a nivel nacional de los últimos tiempos. Hace cuatro años, el 15M echaba a andar en nuestro país con una suscripción masiva a su mensaje político de indignación y ansias de cambio del modelo de representación. Hoy, ese modelo puede ser trasladado a las instituciones a través de unas líneas de actuación inscritas en las candidaturas de unidad popular de ayuntamientos tan importantes como el de Madrid o Barcelona. Pero centrémonos en Madrid. En sus particularidades. En las propuestas que confluyen. En sus líderes.

Fuente: Metroscopia (mayo 2015)

Fuente: Metroscopia (mayo 2015) 

Clave ideológica: variaciones en las rutinas electorales de la izquierda

Madrid es una ciudad con diferencias ideológicas sustanciales, y no únicamente en cuanto a partidos políticos. En un primer vistazo a las encuestas, podría parecer que existe una mayoría autoubicada en la izquierda, algo que, paradójicamente, no se corresponde con el gobierno municipal.

Fuente: CIS abril 2015

Fuente: CIS abril 2015

Esto puede explicarse desde el punto de vista politológico como una consecuencia de la falta de capitalización del voto de la izquierda por parte de un grupo político concreto, fruto de la desafección por parte de este colectivo hacia los partidos tradicionales de izquierda, excesivamente burocratizados. Pero todo parece indicar que en estas elecciones se producirá una ruptura con este comportamiento anquilosado en la izquierda. ¿Por qué? Todo indica que la extrema izquierda (y una parte algo más moderada de la izquierda), de tradición abstencionista, dejará de lado esta práctica y se movilizará el 24M para votar por propuestas muy concretas. Es aquí precisamente donde se encuentra una de las claves de estas elecciones: la variación en la rutina de voto de la izquierda. 

Intención voto extrema izquierda

La edad, otra de las claves del 24M

Y es que aunque pueda parecer que estas elecciones municipales son el paradigma de una ruptura entre “la vieja” y “la nueva política”, hay que tener en cuenta que esta brecha es imputable a las formaciones, pero no así a la ciudadanía que, en su gran mayoría, está por el cambio (aunque no obligatoriamente de partido, sí de modelo –más transparencia, más participación, menos corrupción, etc.–). La brecha más profunda en la ciudadanía y que sin duda también marcará el resultado final en estas elecciones municipales, es la de la edad. Madrid es de izquierdas y derechas; joven y vieja; conservadora y con ganas de cambio. Madrid es un popurrí de activos políticos.

Fuente: Preelectoral CIS Abril 2015

Fuente: Preelectoral CIS Abril 2015

Las encuestas vienen a confirmar esta hipótesis de un clevage de edad relacionado con la ideología, así como con la intención de voto. Es cierto que existen muchas variables que suman a la hora de explicar un comportamiento electoral determinado. No obstante, en Madrid se observa cómo el dominio del Partido Popular entre la tercera edad es aplastante, ya que 1 de cada 4 personas de más de 61 años irá a votar con total seguridad y lo hará por el PP. Sucede algo parecido (pero en bastante menor medida) con Ahora Madrid entre los jóvenes. La conclusión que se podría extraer a priori es un duelo por la mayoría simple entre PP y Ahora Madrid. Ese duelo que según la última encuesta de Metroscopia se ha vuelto más igualado, puede dar lugar a una situación postelectoral en la que los pactos sean imprescindibles para gobernar.

Fuente: Preelectoral CIS abril 2015

Fuente: Preelectoral CIS abril 2015

Como indica el gráfico y tras haber obtenido una relación fiable al 99 % entre la edad y la intención directa de voto –concentrada en el PP entre los mayores de 61 años y en Ahora Madrid entre la juventud–, se deduce que, cualquier cambio en la intención de acudir a votar por parte de alguno de estos dos colectivos (en especial el de mayores, con sobrerrepresentación en la muestra), puede inclinar la balanza hacia Aguirre o hacia Carmena. Si bien es cierto que todavía existe un gran número de indecisos, queda poco menos de una semana de campaña electoral y, con estos datos sobre la mesa, una política de comunicación por parte de Ahora Madrid orientada a la captación del voto de los jóvenes indecisos, podría terminar por darle la vuelta a la tortilla electoral. Al tiempo. Madrid hablará.