Etiquetas

, , , ,

Me encanta soñar. Es ese momento del día –mejor noche– en el que todo vale. Y es que no hay nada que sea más satisfactorio que saber que lo que está sucediendo forma parte de las jugarretas del subconsciente. Los sueños nos ayudan a limpiar la mente.

Hoy por la mañana me desperté sobresaltado. Sudaba por todo el cuerpo y la taquicardia me invadía: “Sólo ha sido una pesadilla”, me dije. Mientras iba hacia el baño pensaba en la frase: “Pretenden que el Sovaldi se reparta como si fuese un caramelo, quieren que se reparta cueste lo que cueste” –no puede ser–. Tenía que ser un sueño, ¿cómo no lo iba a ser? Nadie con la cabeza sobre los hombros frivolizaría de esa manera con un tema tan serio como la Hepatitis C. Al rato se confirmó mi teoría, ya que no sólo había tenido una pesadilla: ¡Seguía dormido! Esperanza Aguirre implicada directamente en el escándalo de las tarjetas black al haber aprobado su uso, según unos papeles desvelados por un camarada de partido… Demasiado bonito para ser realidad. ¡Qué culpa iba a tener la pobre sexagenaria de semejante ignominia!, y lo que es más surrealista aún ¡¿quién iba a tener los huevos de retarla dentro de su propio partido!? Un sueño.

Lo siguiente que hice fue asomarme a la ventana. “Un momento… hay alguien capaz de capitalizar semejante número de incongruencias en tan poco tiempo…¡vivimos en la España del Partido Popular!”. Ver al equipo de Wert aprobar el 3+2 en el sistema universitario, encareciéndolo más de un 80 % me hizo volver a dudar. Por suerte, decidí que era más prudente pellizcarme los sobacos un par de veces en lugar de arrojarme al vacío para intentar volar, actividad de lo más atractiva cuando uno se hace consciente de su sueño. Todo era cierto.

Además, el PP siempre tiene las espaldas cubiertas. Todo está justificado. ¡Aquí el único Hitler que hay es Pablo Iglesias! Manos Limpias tendría que encontrar un único calificativo que englobara todo lo que es el secretario general de Podemos para ahorrarnos la tala de los cientos de árboles que componen su querella en el TS (Hitler, Lenin, Mao, Pol Pot,..). En cuanto a las graves palabras de la edil popular María Ángeles Martínez Jiménez… alguien las había “sacado de contexto”. ¡Malpensados! Cuando dijo “…quieren que se repartan como caramelos” nadie había reparado en que caramelos es en realidad una palabra Klingon cuyo significado no tiene nada que ver con esos sabrosos dulces que los reyes magos reparten a millones durante las cabalgatas. Lo mismo sucede con Wert cuando asegura que las familias no tienen recursos para dedicarlos a los estudios porque deciden dedicarlos a otras cosas. Lo que realmente nos está diciendo es miau miau miau miau miau miau miau miau miau miau miau miau miau miau miaaau. Hay que poner las cosas en su contexto.

Siga mi consejo, si ve noticias como que Manos Limpias se querella contra “Los Lunnis” –no, no es del Mundo Today, ha sucedido– no piense que está soñando. Si ve a Rajoy hablando (dialogando) con la prensa, o a la cúpula popular reconociendo todo el dinero que han cobrado en negro y devolviéndolo; pellízquese, vuele o corra desnudo por las calles, no importará, estará soñando. Eso sísi ve que en noviembre se repiten unas elecciones en las que el PP forme gobierno, tiene mi permiso para tirarse por la ventana.