Etiquetas

, , , ,

De Madrid al cielo; o viceversa. Se nos cae por momentos. La contaminación en estos primeros días del año ha sobrepasado todos los límites anuales en la capital.

2015/01/img_0443.jpg
Al “habitual pico” de gripe, en estos días se ha sumado los altos niveles de contaminación del aire para formar un cóctel explosivo que ha detonado en las urgencias hospitalarias de Madrid, que están totalmente “sobrepasadas”. España es un país de contradicciones: Los mismos hospitales que no tienen suficientes camas para atender las urgencias, consiguen mantenerse en la vanguardia en número de transplantes del mundo, con 36 por cada millón de habitantes en 2014. Vivimos en ese país que no da una solución a los pacientes de hepatitis C, que tienen que ver cómo continúan apareciendo nuevos casos de expolio a las arcas públicas mientras los dirigentes les dicen que no hay dinero para su medicación. Ese país. Somos unos luchadores. En Galicia decimos “Mexan por nón e temos que dicir que chove”. En Madrid Ana Botella dice “La calidad del aire ha mejorado”. Claro, ahora se entiende que la alcaldesa no sepa distinguir entre manzanas y peras. Con esta contaminación a saber qué darán los frutales (si es que queda alguno en pie) por estos lares.

No hay peor ciego que el que no quiere ver. Veremos en mayo, porque dice el refranero también que si un ciego guía a otro ciego, ambos caen en el hoyo.