Etiquetas

, , , , ,

En realidad, así expresado, puede resultar demagógico, puesto que los datos macroeconómicos positivos se acaban traduciendo (o debieran hacerlo) en bienestar. Lo que nos plantea este vídeo es: ¿Es este discurso político optimista en los medios justo con la situación real?, ¿o es un oasis de cifras que no se traducen en felicidad per capita?

Esta cuestión ya queda para la reflexión de cada individuo.

http://youtu.be/_aSQBvzcZfc