Las huellas de los holocaustos

El servicio secreto de inteligencia israelí, una vez más, esta detrás del desencadenamiento de la “escalada de violencia” en Oriente Medio. Ya tocaba, con puntualidad sistemática, intensificar el asedio diario a la población de Gaza con ataques que le recuerden a los palestinos su condicion de infrahumanos viviendo de prestado. En esta ocasion el interés y el carácter de urgente necesidad de los bombardeos estaban reduplicados por el “inoportuno clima de encuentro” sellado en el seno de la comunidad árabe entre Al Fatah y Hamás.

Al Mossad no le tiembla la mano a la hora de sacrificar a algún miembro de la comunidad judía con el fin de construir mejor sus coartadas, armar sus pretextos. Hay un porcentaje creciente de la población hebrea descontenta con el extremismo y la beligerancia de su Gobierno. Netanyahu es tan consciente de que encuentra en el fortalecimiento de su línea dura el efecto aliado perfecto en la respuesta desesperada de Hamás a sus operaciones selectivas -como el asesinato de civiles mientras ven la televisión o el de niños jugando en la calle-, hilvanadas como respuestas a autoagresiones y operaciones maquinadas por la Inteligencia. Los cohetes que Hamás lanza hacia Tel Aviv o Jerusalén para declarar que resisten y persisten en la reivindicación de su derecho a ser reconocidos y respetados como nación son para Netanyahu una bombona de oxígeno por su capacidad para rellenar los canales del miedo en una poblacion judia reconcentrada en torno a él, y más comprensiva así con los bombardeos brutales, las represalias y los ataques preventivos contra la poblacion palestina.

Como una música de fondo, el corte de los suministros médicos a los hospitales de la Franja, la quema de cultivos y olivares, los vuelos nocturnos rasantes de los cazas impidiendo conciliar el sueño, el envenenamiento de los pozos, la mayor altura dada al muro carcelario de la verguenza que reedita aquellos de Aushwitch y Mauthausen… Con este panorama de desprecio a las directivas de la ONU ya tiene su mérito el encuentro de Al Fatah y Hamás bajo los auspicios de la autoridad palestina para perseverar en la búsqueda de soluciones negociadas. Pero en la actualidad el Sionismo, en su jerarquía, se alimenta de odio, de crueldad y de abuso de posición dominante. Les avala su poder financiero en los EE.UU. y el veto de calidad en el Consejo de seguridad de la ONU de ese primo del Norte y del Reino Unido. Pero lo que de ninguna manera puede legitimarlos es la referencia al holocausto, al dolor infligido a su pueblo errante por la barbarie nacionalsocialista de una Alemania en huída hacia adelante para superar la depresión. Los palestinos son los paganos de aquel sinsentido y de la actual hipocresía aliada que tanto pecho saca cuando se trata de recibir el reconocimiento internacional por su aportación a la paz duradera, pero culpable de poner a los pies de los caballos a los palestinos para sacarse de encima el muerto de tener que alojar a un pueblo que a lo largo de la Historia ha sido observado con poca simpatía por su supuesto carácter gremial como base de sustentación para alimentar el prestamismo com primer medio de pregreso, y al que nadie quiere ver crecer y multiplicarse en su territorio. Tampoco Margallo. El Gobierno español, heredero de la decision de los Reyes Catolicos, mira hacia otro lado.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.