Etiquetas

, , , , ,

  Dos vertientes: a favor o en contra (con sus matices), demasiadas opiniones, un torrente de información que contamina el verdadero quid de la cuestión: hemos vuelto a la Edad Media.

aborto-decisic3b3n-de-la-mujer1 Lo único que reprime un poco mis ganas de escribir acerca de este tema es precisamente ser un hombre, pero trataré de ser coherente con mis ideas y con la complejidad que el tema acarrea, dejando a un lado la altanería con la que se pavonean los líderes que degradan los derechos de la mujer hasta mínimos históricos. La nueva Ley Orgánica para la protección de la vida del concebido y los derechos de la mujer embarazada (¿?) convierte el aborto en delito excepto en dos supuestos: que el embarazo sea fruto de una violación o que exista algún tipo de riesgo para la salud física o psicológica de la madre, y es que resulta que ahora, además de ser especialistas en teoría económica, nuestros Carteristas (por lo de Cartera de Ministro) son doctores en psicología, especialmente Gallardón: “La mujer es una víctima. Por primera vez la ley no establecerá ningún reproche penal”, realmente es para hacérselo mirar, la incoherencia discursiva de esta gente está llegando a unos límites que rozan lo grotesco, casi es menos lesiva una carcajada en la cara de la mujer que estará OBLIGADA por ley a traer al mundo a un niño con malformaciones, que habrá nacido para sufrir y para que su familia sufra por él. Pero no se conforman con eso, todavía les queda guasa para promover un tarifazo, una auténtica manipulación en la subasta eléctrica que apretará más la soga de las familias que ya están al borde de la asfixia; no hay consumo, no hay trabajo, bajan los salarios, se congelan las pensiones, sube la luz, pero…¡eh, suben las exportaciones un 0000000,1%, vamos a descorchar otra botella de Moët para celebrar desde nuestra torre de cristal que somos la China Europea! (que ni si quiera), ya que según Cristóbal Montoro el 2014 “va a ser el año en que definitivamente los españoles dirán adiós a la crisis económica”, llámenme escéptico, o loco si prefieren, pero yo diría que España nunca volverá a tener un Estado de Bienestar.

   Y es que la complicidad del Gobierno con las organizaciones filoeclesiásticas que practican ese dogmatismo neoinquisitivo dificulta la resistencia, ya que vuelve a poner a hombres al frente de la persecución de la mujer que lucha por mantener sus derechos: uno al frente del Ministerio de Justicia que aprueba esta aberración jurídica y otro al frente del “Foro de la Familia”, Benigno Blanco.  Aunque con mujeres como Gádor Joya, portavoz de”Aborto Cero” ( “el peligro para la salud psicológica de la madre no puede ser un coladero“) uno ya no sabe qué pensar.

  Es de suma importancia estar concienciado con un tema tan delicado como la interrupción del embarazo, es necesario defender nuestros derechos, en este caso los de las mujeres. Está claro que desde las asociaciones “provida” se difunde la idea de que el aborto es un acto de alegría y gozo para la mujer casquivana que se ve en la situación de tener que llevarlo a cabo. Pensarán que las mujeres que abortan no saben que es una operación que acarrea sus consecuencias, creerán que se disfruta abortando, cuando la verdad es que es un recurso al que se llega en una situación límite, pero que supone un gran avance en el derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo, algo inherente al mismo hecho de existir, que tendría que ser universal y fundamental, ya que resulta inverosímil que tenga que ser una institución del Estado la que intervenga en dicha decisión.