“La vitamina D podría ser una opción de tratamiento muy prometedora en el cáncer de mama mortal “(Actualmente el tratamiento más habitual para pacientes con cáncer de mama con  mutaciones en los genes BRCA1 es la quimioterapia)

I+D+i como vehículo para salir de la crisis

Para los especialistas de la Universidad de Saint Louis (Estados Unidos), la investigación sobre cáncer de mama triple negativo ha dado “tres pasos hacia adelante” gracias a los hallazgos que han obtenido. Esto es así porque “se ha descubierto un mecanismo molecular que contribuye a la formación de este tumor y tres biomarcadores que pueden ayudar a identificar a los pacientes que podrían beneficiarse del tratamiento…  (Fuente: El médico interactivo)

“Investigadores del Hospital del Mar y del IMIM han certificado que la pérdida de capacidades de los enfermos de Alzheimer procede de forma inversa al patrón que siguen los niños para adquirir nuevas facultades. Este hallazgo mejora el conocimiento de las pautas evolutivas de la enfermedad… “ (Fuente: el médico interactivo)

A diario y también en España a pesar de los recortes se producen buenas noticias de avances en el campo de la investigación médica que suponen  el salvamento de muchas vidas.  Por más que a la opinión pública pueda parecerle que la ciencia está estancada, lo cierto es que gracias a la dedicación, profesionalidad y vocación de nuestros investigadores la Medicina conoce un período de avances terapéuticos extraordinario que hace que podamos hablar de una nueva era, cargada de esperanza, para pacientes con dolencias que hasta hace poco eran una condena a muerte.

La relación entre inversión económica y resultados obtenidos en la investigación médica arroja un saldo asombroso en cuanto a avances y también rentabilidades a medio y largo plazo, con el descubrimiento y la implementación de nuevos arsenales y recursos terapéuticos más baratos y más eficaces. El área de prevención conlleva ventajas para el paciente y también para el Sistema.

No se le escapa a los especialistas y gestores dentro del sistema de salud esa condición de inversión retornable y por tanto rentable acerca de la investigación médica.  Por todo ello es especialmente deleznable el desvío de fondos, la corrupción y la evasión fiscal. Dicho en otras palabras, los delitos financieros y más especialmente cuando se dan en la clase política que es la misma que decide recortar en dinero para l+D+I, son co-responsables de muertes de ciudadanos en lista de espera, o de que los pacientes con enfermedades raras estén condenados a la exclusión, o de que los avances en la lucha contra el cáncer o la diabetes reduzcan su velocidad en la misma proporción en que aumentan los despidos en los centros de investigación.

No es ético gastar en el confeti de una fiesta infantil doméstica lo mismo que cobraría un investigador en seis meses. No es ético, ni estético y mucho me temo que ni siquiera legal, si se trataba de un pago por favores recibidos: utilización de dinero público para amortizar facturas de servicios y obras sobrevaloradas, adjudicadas irregularmente a amigos.