Etiquetas

, ,

  

       Antes de realizar un juicio anticipado sobre los autores de los extractos de estos dos textos por los conocimientos preconcebidos filtrados durante años de educación en las escuelas sobre ellos, me gustaría que se analicen las frases resaltadas en “negrita” y que se relacionen con el devenir de los hechos políticos más cercanos, que nos han llevado a esta situación de inestabilidad económica, ruina social y pobreza educativa. Recomiendo estas dos lecturas. Es interesante la exactitud en la descripción de las consecuencias en la sociedad de la corrupción del capitalismo, ya a principios de siglo XX. Es para analizar con paciencia, intelección y objetividad.

=========================X=========================

  “La actitud de un partido político ante sus errores es uno de los criterios más importantes y más seguros para juzgar de la seriedad de ese partido y el cumplimiento de sus deberes hacia las masas. Reconocer abiertamente los errores, poner al descubierto sus causas, analizar la situación que los ha engendrado y discutir atentamente los medios de corregirlos: eso es lo que caracteriza a un partido serio; en eso consiste el cumplimiento de sus deberes; eso es educar e instruir a las masas”

                                     Enfermedad infantil del izquierdismo en el comunismo, Vladímir Lenin

 

 

 

   “Lenin llamó al imperialismo, “capitalismo agonizante”. ¿Por qué? Porque el imperialismo lleva las contradicciones del capitalismo a su último límite, a su grado más extremo, más allá del cual empieza la revolución. Entre estas contradicciones destaca la siguiente:

   -La contradicción existente entre el trabajo y el capital. El imperialismo es la omnipotencia de los trusts y de los sindicatos monopolistas, de los bancos y de la oligarquía financiera de los países industriales. En la lucha contra esta fuerza omnipotente, los métodos habituales de la clase obrera (sindicatos, cooperativas, partidos y lucha parlamentaria) son insuficientes. Una de dos: u os entregáis a merced del capital, vegetáis a la antigua y os hundís cada vez más, o empuñáis un arma nueva.”

 
“Los fundamentos del Leninismo”, Iósif Stalin