Etiquetas

, ,

  Hace tiempo que venimos denunciando desde este blog el fenómeno (demostrado) de los Chemtrails o Estelas Químicas.

En la red existen muchos “agentes desinformadores” que muchas veces no saben ni que están añadiendo “ciberbasura informativa” a la red, es más, creen que están colaborando con la causa. Por eso hay que tener mucho cuidado al hablar del tema y, sobre todo, no dejarse llevar por las informaciónes capciosas que no hacen más que aumentar el escepticismo de la población. Mucha gente trata de relativizar el asunto poniendo etiquetas a los que tratamos de arrojar luz sobre este terreno tan sumamente luctuoso: paranoides, lunáticos, etc; los (des)calificativos que rocían los incrédulos son numerosos, tanto como su falta de pruebas y su horizontalidad ante las sospechas. En este blog trabajamos desde no hace poco tiempo con datos objetivables extraídos de numerosas fuentes: el periodista Michael Murphy, varias fuentes relacionadas con datos del tráfico aéreo, Meteogalicia, Ministerio de Medioambiente, Augas de Galicia, y sobre todo los ojos del investigador, que son los únicos que permiten ver la realidad sin subterfugios ni juicios de valor anticipados. Lo cierto es que cuando los datos de estas fuentes (después de ser cotejados) desbaratan alguna sospecha, somos los primeros en reconocerlo, pero cuando los hechos y los datos son alarmantes y no pueden ser explicados por la cúpula ambiental también somos los primeros en indagar y en utilizar las herramientas de las que disponemos para tratar de informar e instruir a la gente en el arte de la “desconfianza civil periodística”; la difusión de informaciones veraces y con la verdad como sostén principal es nuestra prioridad.

Por eso pedimos también a los lectores que no se dejen arrastrar por la suspicacia y el recelo. Que tratemos un tema tan controvertido como el de los Chemtrails no quiere decir que nuestra información sea sesgada, al contrario, nos ocupamos de transmitir información que previamente ha sido contrastada minuciosamente. Por eso queremos transmitir el hecho de que, además de seguir investigando sobre este acuciante tema, continuaremos denunciando el mal uso que los gobiernos hagan de la responsabilidad y el poder que el pueblo les ha otorgado.

Adjuntamos una serie de normas para evitar la “ciberdesinformación” con relación al tema de los Chemtrails. esperamos que sea de ayuda y…

MÁXIMA DIFUSIÓN!

Errores a evitar.