Etiquetas

, , , , , ,

En los últimos días y tras el cambio en la dirección del medio público (por ahora) Radio Televisión Española, se está produciendo una indiscriminada “purga” en el equipo de periodistas que no deja títere con cabeza. Más bien discriminada, porque las personas cesadas responden a un patrón profesional común, la vo-ca-ción.

¿A que me refiero con vocación? A que no reconocemos a profesionales como Tony Garrido, Ana Pastor o Alicia Montano por sus sesgos partidistas o por practicar periodismo “politicoide”, no. Estos más que reconocidos profesionales responden ante la sociedad, ante un micrófono o una cámara; no ante una bandera, marca registrada, billete o ideología sectaria: son periodistas. Las personas que sigan la trayectoria, por ejemplo, de Ana Pastor, observarán que frente a ella se han sentado personas de todos los colores y tonalidades políticas. Cualquiera sabe que el que se siente en la silla de entrevistado junto a la ex conductora de Los desayunos de televisión española responderá a preguntas con contenido, que ponen a prueba las capacidades oratorias tanto del entrevistado como de la entrevistadora, son diálogos periodísticos “de libro”, no timoratas ruedas de prensa premeditadas y sin información clara para el espectador, como las de Moncloa, más preparadas que un debate electoral.

Con la ley de 2006 sobre la titularidad estatal de RTVE, el Gobierno puso en práctica una política comunicativa en la que primaría la pluralidad y la objetividad sobre el sectarismo y la desinformación. Esta ley protegería a los profesionales del sector de los vaivenes políticos que se pudiesen producir en años posteriores. Pero este mismo año, tras la destrucción de esta ley de 2006 (en la que era necesario el apoyo de 2/3 del Congreso para nombrar al director de la cadena pública) el Partido Popular ha tenido vía libre para usar su mayoría absoluta como un rodillo para designar, sin consenso, al señor Leopoldo González-Echenique (ex abogado del Estado en la “etapa Aznar”) como nuevo presidente de RTVE. Desde que se hizo pública esta decisión hace aproximadamente dos meses, Echenique ha querido rodearse de amiguitos neoliberales como su esbirro Julio Somoano (ex director de informativos de Telemadrid y nuevo director de informativos de RTVE) que ha llevado a cabo una “caza de brujas” que está afectando a cualquier periodista del medio que en algún momento criticase de forma más o menos aguda (pero siempre desde el código deontológico periodístico y desde la objetividad) la labor política (y extrapolítica) de los Populares.

En este país estamos muy acostumbrados a criticar la censura mediática en otros países (Venezuela, Cuba…). Pero realmente lo que hacemos es escupir hacia arriba, porque nuestros “mass media” no pueden presumir de objetividad precisamente,  y ahora ya no tendremos ni una televisión pública de calidad, ya que el macarthismo de Echenique está arrasando la diversidad de RTVE. Prefiere reponer series como “Ana y los 7” a renovar a sus mejores periodistas, lo siguiente será sustituir los informativos por el “NO-DO” y ya tendremos una sociedad totalmente aborregada . Pronto nuestro sistema informativo será un espejo del peor sistema periodístico del mundo, totalitario, basado en la ley del más fuerte (económicamente hablando) y que esconde, tras una fachada de pluralidad de medios, un único pensamiento cuya dispersión del “stablishment” es cero: el yanki. ¿Por qué es el peor? Porque que un medio disponga de una tirada millonaria, de modernos recursos 2.0 y multimedia, de una popularidad cuyos brazos se extienden por todo el planeta no quiere decir que su periodismo sea bueno, ¿por que? Porque la buena información no es una mercancía, porque la verdad no vale dinero por mucho que en la órbita del Coloso Neoliberal se quiera mercantilizar hasta la respiración; la información veraz es un bien público, al que todos tenemos derecho a acceder a través de profesionales con vocación y con hambre de verdad, no de mercenarios a sueldo de medios cuya objetividad es más incierta que el futuro de este país.