Etiquetas

, , ,

    Desde hoy las autopistas son un 7,5% más caras, es decir, si pagabas 5,90 euros por entrar en A Coruña (o salir) por la AP-9, ahora te costará 6,30 euros. Todo esto a día de hoy, porque luego aún tendremos que aplicar la subida del IVA de septiembre y la del IPC en enero de 2013.

La gente se impacienta. El día de ayer decenas de personas protestaban en los peajes de Santiago, Vigo y A Coruña por tener que esperar veinte minutos para pasar un peaje, que no es un lugar en el que te regalen nada, todo lo contrario, tienes que pagar un precio desmesurado por circular por una vía (AP-9) cuya construcción ya ha sido más que amortizada pero que, por haber sido cedida a una empresa privada (AUDASA) todavía puede cobrar estos “portazgos” sin sentido. Pero es que lo peor es la alternativa en un viaje A Coruña-Vigo, la carretera N-550. ¿Quién está dispuesto a elevar el gasto de 17 a 30 euros en combustible y el tiempo de viaje de hora y media a tres horas y media? Nadie, porque lo que ahorras en peaje lo pierdes en un combustible cuyo importe no se corresponde con el precio actual del barril de Brent, en gasto de motor y neumáticos y en un espacio de tiempo que, en la dura época que atravesamos, es sumamente valioso. Pero la Xunta está apenada porque esta subida “no es una buena noticia”, pero es necesaria por la deficitaria herencia que ha dejado el PSOE…Señor Núñez Feijoo, si siente tanta pena, quite coches oficiales, prohiba duplicidades y vaya en bermudas al Hórreo para ahorrar en aire acondicionado, a vaquiña polo que vale. No es lógico que Esperanza Aguirre proteste por las “mamandurrias” de la población cuando su hermana, Cristina Aguirre, fue nombrada “a dedo” en abril Asesora del Ayuntamiento de Madrid. Pobre Esperanza, que a duras penas llega a fin de mes y enchufa a su hermana en el Ayuntamiento con un sueldo 6 veces superior al Salario Mínimo Interprofesional, puro altruismo.

En definitiva, seguimos pagando los de siempre y por si fuera poco, el Consejo General del Poder Judicial estudia pagar a Dívar una indemnización de 208.000 €. Súmale el caso Úrdangarín, el caso Novagalicia Banco, Bankia y demás casos relacionados con estafas a la ciudadanía. España Desfaise y lo peor es que si protestas, por ejemplo, pitando para que abran las barreras de un peaje colapsado, algún coterráneo te mirará como si fueses un lunático, sin pararse a pensar que si te estás quejando es por el bien de todos, incluido él. Éste es el gran pecado de una parte de esta hostigada sociedad, la falta de solidaridad.